Inicio del contenido

¿Por qué estudiar?

El Master universitario en Ingeniería del Cuero tiene como finalidad que sus estudiantes adquieran una formación avanzada multidisciplinar así como las habilidades necesarias, orientadas a la formación de profesionales que contribuyan a la competitividad, sostenibilidad e innovación de las actividades relacionadas con las industrias de curtidos y anexas a nivel mundial.

A este Máster se accede después de haber cursado los estudios de grado o cualquier título universitario oficial. El Master universitario en Ingeniería del Cuero tiene una duración de 90 créditos (3 cuatrimestres) y está especialmente diseñado para satisfacer la creciente demanda que las empresas tanto nacionales como internacionales tienen en los principales ámbitos que abarca su conocimiento: Industria del curtido, principales divisiones especializadas del sector químico, eco innovación y sostenibilidad de procesos, gestión de la calidad de producto manufacturado en los principales mercados del cuero (automoción, aeronáutico, calzado).

Las industrias del curtido y anexas han sufrido una importante reestructuración a nivel mundial en los últimos años debido a la situación macroeconómica, hábitos de consumo, cambios y restricciones medioambientales, auge de los productos biodegradables… que han favorecido la innovación y especialización en este sector. El importante know-how que acumula este sector y la creciente demanda de profesionales especializados, aporta un perfil muy interesante a sus titulados.

El profesorado que imparte las clases está formado mayoritariamente por profesorado Doctor perteneciente a grupos de investigación consolidados y de prestigio, que proporcionan una base sólida para afrontar unos estudios innovadores y de calidad.

La apuesta de la Escuela Politécnica Superior es llevar a cabo una formación proactiva, situando al alumno en el centro del proceso de aprendizaje, utilizando evaluación continuada, metodologías pedagógicas activas y una orientación profesionalizadora (a través de las prácticas en empresa), o bien innovadora y de investigación (a través del trabajo en grupos de investigación) y con sólidos fundamentos en la gestión de proyectos e infraestructuras tecnológicas.